Social Icons

martes, 28 de abril de 2009

Puntos a tener en cuenta en las máquinas del gimnasio



Hay varios puntos a tener en cuenta cuando vamos a trabajar con las máquinas de musculación. Tanto la posición como el peso son cruciales para hacer bien los ejercicios y evitar las lesiones. Veamos algunos de los puntos que tenemos que considerar al trabajar con máquinas de musculación:

  • La posición: casi todas las máquinas tienen reguladores de la posición para adaptar el rango de movimiento a nuestra altura y longitud de segmentos. Una mala posición hará que no trabajemos el músculo que queremos o que lo forcemos en una posición incómoda. Si no sabes cómo va la máquina pregunta al monitor y si sabes de qué va el tema párate un segundo a calibrarla y asegurate que el movimiento no es forzado y la posición es cómoda.
  • El peso: si lo que buscas es tonificar no metas mucho peso, haz series de 15-25 repeticiones sin que el músculo acabe fatigado. Si lo que quieres es aumentar volumen el peso deberá ser mayor, pero ojo, en la máquina, a diferencia de las pesas, la sensación de peso es menor y normalmente acabamos metiendo más. En ningún momento debemos de sentir dolor o que nos cuesta mucho acabar el movimiento. Poco a poco, en este caso más vale que falte que no que sobre.
  • La variabilidad: es bueno cambiar de máquina para trabajar el mismo músculo. Por ejemplo, para trabajar pecho puedes utilizar el multipower para hacer press de banca, pero no te quedes ahí, cambia en la misma sesión o en diferentes días a la máquina de contractor o al press vertical. La variabilidad hará que trabajes más número de fibras y por tanto haremos una hipertrofia más completa del músculo.
  • Cuidado con las partes móviles: aunque parezca una tontería no es la primera persona que se lesiona porque suelta uno de los agarres de forma brusca o se da con la barra de la máquina de dominadas en la cabeza. Asegúrate también que los cables y agarres de la máquina están en buen estado, no hay nada más desagradable que en pleno esfuerzo uno de estos elementos se parta. Avisa al monitor si ves algún elemento de la máquina deteriorado.
  • Estira entre serie y serie: cuando acabes una serie no te quedes sentado en la máquina esperando a hacer la siguiente. Levántate, estira el músculo en cuestión y prepáralo para la siguiente serie, y así de paso dejas sitio por si alguien quiere utilizar la máquina.

En Vitónica |
Imágen | Alex Castellá

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Odio el Spam, y no estoy interesado en Viagra o cobrar una herencia en Nigeria!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Oferta Especial para Lectores de este Blog

 

Mi lista de blogs

Live world