Social Icons

domingo, 19 de junio de 2011

Famosos que fueron plantados en el Altar antes de casarse

Famosos que fueron plantados en el Altar antes de casarse.

El matrimonio: momento cumbre en una relación de pareja, sagrada unión, la decisión definitiva, la hora de colgar los chimpunes, abandonar las canchas y comenzar una vida nueva hasta que la muerte (entre otras muchas razones) los separe. Preparar tan importante celebración lleva tiempo y (especialmente en la tierra de las estrellas) mucho dinero. Pero, ¿qué sucede cuando los implicados deciden cortar palitos poco antes de que se lleve a cabo el esperado matrimonio?

claim token Q7JTNAY6CNBN
¿Las razones? Variadas. ¿Los dimes y diretes? Monumentales. ¿Los corazones rotos? Un hecho. ¿Las dosis de despecho? Industriales. Conozca a las estrellas que se quedaron, en algunos, casos prácticamente vestidas y alborotadas, a un pie del horno. Con ustedes los reyes del: “No, no acepto”.

Romances, Rupturas, Televisión, Romances de Famosos


LAS NOVIAS FUGITIVAS
Comencemos con la pareja (tal vez dispareja) que dio la hora esta semana. Hugh Hefner, macho alfa con 84 primaveras a sus espaldas y creador de Playboy, iba a contraer nupcias con Crystal Harris, candorosa conejita 60 años menor que él. Todo estaba listo, la boda se llevaría a cabo el pasado sábado. El ejemplar de julio de la revista “Playboy” presentaba en sociedad a la que sería la nueva “Señora Hefner”, quién salía en la portada. Pero en el mundo estrellado de los famosos todo puede suceder.

Cuatro días antes del Día D un anuncio tuitero dejó con la boca abierta a propios y extraños. “La boda se canceló. Crystal sufrió un cambio en su corazón”, escribió el magnate de la desnudez en su cuenta de Twitter. Lo que siguió fue una lluvia torrencial de especulaciones, despecho y aclaraciones. Las acusaciones de infidelidad (por parte de Harris) no se hicieron esperar, aunque la señorita lo negó rotundamente. Luego Hefner reveló cómo saldría la próxima edición de su revista, en la que se han colocado unos stickers sobre Harris que rezan: “Novia Fugitiva”. “Realmente no estaba en paz últimamente”, indicó Harris, quien además precisó que el cancelar la boda fue un gran alivio para ella. Pobre ‘Hef’. Sin embargo, no dudamos que sus fieles conejitas harán que olvide este trago amargo.

En el 2004 Iván Zamorano, una de las más grandes glorias del fútbol chileno, estaba vestidito y emperifollado. Esperaba a su bella novia, la también chilena María Eugenia Larraín (alias Kenita), en el registro civil. Sin embargo, la rubilinda modelo decidió no asomarse por el lugar. Luego dijo que estaba en España, que ambos habían roto una semana antes y que seguro él tenía la esperanza de que ella se rindiera a su amor y volviera. No sucedió.

Pero la cosa no termina ahí. A estas féminas de pies ligeros se les suma la actriz Julia Roberts. Seguramente muchos la recordarán protagonizando “Novia fugitiva”. Pues el papel no le podría haber caído mejor. A principios de los años noventa, la actriz estaba comprometida con el también actor Kiefer Sutherland (el protagonista de “24”). Todo estaba listo para la boda: enorme pastel, maravilloso vestido, la despedida del novio preparada, sin embargo faltaba un elemento crucial: la novia. Roberts canceló la boda pocos días antes de que esta se llevara a cabo. El día en el que se efectuaría la unión Sutherland se mudaba de la casa de Julia, la cual compartían, mientras que la actriz de “Pretty Woman” se encontraba en Irlanda, nada más y nada menos que con Jason Patric, amigo de Sutherland. Al parecer el protagonista de “24” le habría sido infiel con una bailarina de “striptease”. ¿Julia habrá querido poner en práctica la ley del Talión?

TODO TIENE SU FINAL, NADA DURA PARA SIEMPRE
Esta historia tendría todos los elementos para convertirse en una buena salsa. “Todo tiene su final”, entonaba el genial Héctor Lavoe, salsero que años después sería interpretado por Marc Anthony. Hace un tiempo, la actual esposa del salsero se encontraba a punto de darle el sí al guapísimo Ben Affleck. Cómo cambia la vida.

El mundo había sido contagiado por una fiebre de proporciones nunca antes vistas. El cuadro estaba en todos lados y tenía un nombre: “Bennifer”. Jennifer López y Ben Affleck eran la pareja del momento. El planeta estaba empachado por la sobreexposición de los tórtolos. Pero terminó, para sorpresa de todos.

Ya estaban comprometidos. La suya sería la boda de la década. El anillo ya estaba comprado. Pero, como papelito manda, al parecer un contrato prenupcial fue el que terminó definitivamente con la parejita. López habría obligado a Ben a que firmara un engorroso documento, el cual además establecía cómo es que el actor debía comportarse en determinadas ocasiones. Harto de la sobreexposición de la relación, esa habría sido la gota que derramó el vaso para Affleck. “Ya no controlaba mi vida. Estaba perdido. Me sentía asfixiado, miserable y sucio. Nunca tendría que haber cogido ese camino o haber sido absorbido por toda esa publicidad (…) Me encasillaron. Demasiada gente acabó harta de mí. Eso me perjudicó”, afirmó el protagonista de “Pearl Harbor” en el 2009. Hoy J.Lo está felizmente casada con el buen Marc, mientras Ben se enamoró de otra Jennifer (Gardner). Tal vez lo que dicen es cierto: “No hay mal que por bien no venga”.

CUANDO LAS RAZONES SOBRAN
Sienna Miller y Jude Law formaban una de las parejas doradas del ‘star system’ mundial. Los dos eran bellos, famosos y simpáticos. Las cosas cayeron por su propio peso, se comprometieron. Sin embargo una descomunal metida de pata terminó con este romance de cuento moderno. El irresistible Law le sacó la vuelta a Miller nada más y nada menos que con la niñera de sus hijos. La actriz no soportó la infidelidad y cortó palitos. Años después, la pareja decidió darse otra oportunidad. Terminaron en febrero de este año. “No intentes pegar lo que ya está roto”, decía mi abuela…

Y como para terminar, cabe recordar el que fue el escándalo de la semana: El fin del idilio entre Forlán y Zaira Nara. Él fue considerado el mejor jugador de Sudáfrica 2010, ella se convirtió en una de las mujeres más deseadas de esta parte del globo. El uruguayo Diego Forlán y la argentina Zaira Nara se casarían poco después de que termine la Copa América. Sin embargo, hubo un cambio en los planes.

La parejita terminó su relación hace pocos días y lo anunciaron de la forma en la que se cuenta todo en estos tiempos: por Twitter. “Ahora lo que les puedo decir es menos mal que no me casé’”, publicó Nara en su cuenta. Lo que siguió fue una especie de Guerra Fría mediática.

Forlán calificó de “bajeza” lo que había hecho su antigua novia, de la que dijo ya no estar enamorado. Luego, se mostró un mensaje presuntamente enviado por la modelo: “O despositás 200 mil euros o digo que sos gay”, decía. Ay, el amor (y desamor) en estos tiempos modernos…

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Odio el Spam, y no estoy interesado en Viagra o cobrar una herencia en Nigeria!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Oferta Especial para Lectores de este Blog

 

Mi lista de blogs

Live world