Social Icons

domingo, 15 de noviembre de 2009

tengo el Virus labial ? Problema de salud y estético


El verano no solo es estimulante y divertido, también puede ser una verdadera amenaza para quienes padecen de herpes labial, porque esta enfermedad se activa con el calor y se manifiesta a través de unas ampollas que aparecen, por lo general, en las comisuras de los labios.

“Surgen unas ampollitas en forma de racimo de uvas que arden, queman, duelen y se ulceran. Muchos creen que se debe a calor en el estómago, pero no es así, su origen es viral”, comenta el dermatólogo Jorge García Yáñez.

Hay dos tipos del virus del herpes: el 1 y el 2. El primero normalmente causa herpes labial e infecta a más de la mitad de la población de Estados Unidos de más de 20 años. Se presenta en la boca, pero también en el mentón, las mejillas o en las fosas nasales. El virus del herpes tipo 2 afecta el área genital.

El contacto con este virus puede ocurrir directamente (por sexo oral) o a través de elementos contaminados como toallas, cuchillas de afeitar, cubiertos y cualquier otra cosa que se comparta. Una vez que se adquiere el virus, el paciente presentará estas ampollas regularmente.

Como explica la dermatóloga Carmen Romaní, de la Clínica de la Mujer, se puede tener el herpes labial y no necesariamente el genital. “Lo que hacemos los dermatólogos es aliviar las molestias, abreviar su tiempo de vida (período que duran las ampollas) y alargar su próxima aparición. No se cura, pero se trata con cremas aplicadas directamente a las heridas y con antivirales de primera y última generación”.

Lo más frecuente es que el virus se mantenga latente, permaneciendo en las neuronas y volviendo a surgir las ampollas en el lugar original o cerca de este cada cierto tiempo. La recurrencia puede desencadenarse por varios factores además del calor, como fiebre y estrés. En el caso de las mujeres, otro factor puede ser la menstruación.

UN TRATAMIENTO PARA CADA UNO
Es importante que las personas con herpes labial acudan a un dermatólogo para que les indique el tratamiento más adecuado. Sin tratamiento, las ampollas tienden a aparecer de manera recurrente. Además, es necesario hacer un estudio de inmunidad para conocer la causa de este problema.

Por otra parte, como medida de prevención, quienes tienen herpes labial deben evitar contactos con otras personas ya que, en algunos casos, el contagio se da por transmisión sexual. “Asimismo, hay que evitar exponerse a cambios de temperaturas extremas (de frío a calor), ya que esto también origina la aparición de estas ampollas, lo mismo que el estrés”, advierte el dermatólogo Alberto Saravia.

Signos de alerta
Los síntomas comunes del herpes labial son prurito, ardor, aumento de la sensibilidad o sensación de hormigueo. Se pueden presentar dos días previos al surgimiento de las llagas.

Las ampollas tienen forma de erupción y contienen un líquido claro amarillento. Las ampollas enrojecidas se ven abultadas en la piel. Como en determinado momento se rompen y drenan, entonces se forman unas costras amarillas. A veces puede presentarse fiebre.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Odio el Spam, y no estoy interesado en Viagra o cobrar una herencia en Nigeria!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Oferta Especial para Lectores de este Blog

 

Mi lista de blogs

Live world